lunes, 28 de marzo de 2016

MENTIRA

             
  Enviado por Marta (S3C)

            Xenia, intentando sacar mejores notas, va a leer El Guardián entre el Centeno; por la lectura del libro de J. D. Salinger, Xenia entra en un foro y allí encuentra la opinión de otro lector, Marcial, con el que va a comenzar una relación por email, ya que ambos comparten la pasión por la lectura.

            Poco a poco esas palabras le van atrayendo y, como Xenia es decidida y su amor virtual se niega a una cita, se propone sorprenderlo, de modo que inicia sus averiguaciones con los pocos datos de que dispone. Y todo resulta ser falso, una mentira, ni la foto ni el nombre son reales. ¿Quién es en realidad su alma gemela?

            Arrepentida por el abandono de sus estudios confiesa todo a sus padres, segura de haber sido víctima de algún desaprensivo. Pero pronto un paquete inesperado va a revelarle la identidad del muchacho con el que compartió sus más íntimas emociones. Proviene de la cárcel de menores y contiene la historia de un asesino.

                Al principio, cuando habla Xenia, no estaba del todo segura de si el libro de Care Santos me iba a gustar, porque la protagonista no era de mi agrado, me parecía una persona bastante tonta e inmadura. Pero mejora muchísimo cuando Eric comienza a narrar. Nos hace pensar en cosas como en qué medida te afecta el entorno en que vives, o en si Ben es buena o mala persona, o ninguna de las dos opciones;  o en cómo se tiene que vivir en un centro de menores.

                Vamos un momento con los protagonistas.

                Xenia es impaciente, decidida, obsesiva, un poco tonta, en mi opinión, ingenua (aunque ella diga que es por amor). Al principio del libro opina, como muchos adolescentes, que no soporta a sus padres, aunque al final se da cuenta de que no son monstruos. También me perece un poco estúpido que no hable con su amiga por envidia del novio que tiene.

                Eric es una persona que ha sufrido mucho y no ha crecido en un entorno adecuado, con una madre prostituta que le abandona, un padre que pasa de él, y un primo, que, a pesar de no ser una buena influencia, le ha ayudado a sobrevivir, y por el cual sacrificará todo.  Es callado, le gusta el silencio y estudiar. No es como los que le rodean. No le importa nada (excepto los libros, quizá), antes de conocer a Xenia. Ahora, gracias a ella, quiere luchar. No habla casi con nadie ni le interesa que nadie le diga nada, excepto Xenia. Es un personaje, en mi opinión, bien construido y bastante interesante.

                En definitiva, me ha gustado la novela, y, sobre todo, la evolución que tienen los personajes.

PREMIO EDEBÉ DE LITERATURA JUVENIL 2015